Publicado: 20 de Enero de 2017 a las 13:00

¿Un café? En el ámbito laboral, muchas personas necesitan hacer un descanso y tomarse un café. Esta parada, ayuda a reducir el estrés, mejora la productividad y la sociabilidad y te recarga de energía para seguir con el resto del día.

Según un estudio de la Universidad de Copenhague, parar para beber un café durante la jornada laboral sirve a los trabajadores para liberar tensiones de manera espontánea y comentar momentos complicados con los compañeros, mejorando de esta manera las relaciones sociales entre profesionales.