Publicado: 28 de Marzo de 2017

Somos conscientes del ritmo de vida que llevamos actualmente. El trabajo, el cuidado de nuestros hijos y/o personas mayores, las tareas domésticas,... nos dejan muy poco tiempo para dedicar a asuntos que son muy importantes para conseguir algo que todos tenemos en mente: calidad de vida.

El pilar más importante para alcanzarla, sin duda, es la salud. Y es complicado tener una buena salud si no prestamos atención a nuestros hábitos, sobre todo a los hábitos alimenticios. Estos son la base de una vida saludable que haga que nuestro día a día ámbito personal y profesional sea mucho más satisfactorio, lo cual conlleva a que aún disfrutemos más de nuestros momentos de ocio.

Es algo que sabemos y reconocemos pero que dejamos siempre como un deber pendiente, por uno u otro motivo. Y nos repetimos a nosotros mismos los motivos continuamente:

No tengo tiempo de cocinar”

“No tengo tiempo de organizar las comidas”

“Hoy no he parado en todo el día y no he podido ir al super “

“Comer sano es caro”

Déjanos desmontar todas estas cuestiones. Como ves, es solo cuestión de prioridades y tiempo. Tú decides la prioridad. Nosotros te conseguimos el tiempo.