Publicado: 18 de Enero de 2017

En lo que va de año, el café es una de las materias primas más alcistas. Los futuros de este producto han subido un 9% en solo una quincena, un ascenso que ya ha comenzado a notarse en los supermercados pero que podría tener aún camino por recorrer, con una fuerte sequía golpeando a las principales regiones productoras de café en Brasil.

Según explican en Bloomberg, el precio del café robusta, usado en el instantáneo, está cerca de máximos de cuatro años en el mercado de Londres debido a la preocupación por una caída en los suministros, lo que ha servido de impulso también a la variedad arábica -entre ambas prácticamente acaparan toda la producción mundial-. 

"Hay muchas razones para creer que los precios van a subir", explica Harish Sudaresh, gestor de Loomis Sayles Alpha Strategies a la agencia de noticias norteamericana. "Hemos empezado el año con inventarios muy bajos y los principales centros de producción, Brasil y Vietnam, tendrán una producción más baja", completa el experto.